Historia y Cultura de Campechuela

El territorio granmense de Campechuela es cuna de hombres relevantes en la cultura y la historia patria, como Gustavo Aldereguía, Eduardo Saborit Pérez y, Amador Guerra y José Guinot Saavedra, respectivamente.

Ubicado en la porción suroeste de la provincia posee límites, al Norte, con el Golfo de Guacanayabo; al Este, con Manzanillo; al Sur con Bartolomé Masó y Pilón, y al Oeste, con Media Luna.

Debe su nombre a la abundancia en la zona del arbusto maderable Campeche, de donde los habitantes derivaron el término de Campechuela.

Se conoce que a la llegada de los españoles a esta porción de la Isla, ya existían asentamientos aborígenes en los poblados conocidos como El Arrozal y La América.

La etapa neocolonial en el territorio se encuentra vinculada, como en casi toda nuestra provincia, a la historia de las guerras por la independencia de Cuba.

El 9 de octubre de 1868 varios terruños se alzan en armas en San Miguel de Guá, núcleo poblacional del sitio en aquel entonces, y dos días después se produce el primer combate en éste. A partir de este hecho varios hijos ilustres de esta tierra dieron su sangre por el anhelo patrio de una Cuba Libre.

Al retomarse la lucha, el 24 de febrero de 1895, se producen dos alzamientos en este territorio, uno en la villa de Campechuela y otro en Guá. Entre las acciones más importante de esta gesta se pueden mencionar los combates de Campechuela y de Rancho Las Yaguas.

Aquí, el 15 de noviembre de 1955, se funda el Movimiento Revolucionario 26-7, y el 30 de noviembre de 1956, en apoyo al desembarco del yate Granma, acontecen varios levantamientos en Campechuela, Ceiba Hueca y San Ramón. Importante fue la presencia en estos predios de Juan Manuel Márquez y Celia Sánchez Manduley, durante la organización y el desarrollo de la guerra.

Entre los sucesos más importantes acaecidos en el municipio en esta última etapa de la lucha revolucionaria, se encuentran el ataque al Cuartel de Cubeña, el ataque al Cuartel de San Ramón, el aterrizaje de la primera expedición con armas para el Ejército Rebelde en la Sierra Maestra y  la constitución del primer hospital revolucionario, en Pozo Azul.

El 26 de diciembre de 1958 entran victoriosas las tropas rebeldes al poblado de Campechuela.

Fecunda en historia Campechuela también se precia de tener entre sus hijos al compositor Eduardo Saborit Pérez, autor  de  conocidas obras como Cuba, qué linda es Cuba, el Himno del Miliciano, el Himno de las brigadas Conrado Benítez y el  Himno del 1 de mayo, y de otras personalidades como Martín Baladrón y Horacio Olivera, que han aportado brillo a la cultura local.

Y refiriéndonos a la cultura, precisamente en este municipio vio la luz en Cuba el programa de Salas de Televisión en zonas no electrificadas, inaugurado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en El Puntico, el 29 de marzo de 2002.

Otras instituciones culturales con que cuenta son una biblioteca pública, un museo con sala expositora en Pozo Azul, la Casa de Cultura “Eduardo Saborit Pérez”, el cine “Duaba”, dos salas de video y 49 salas de televisión en la Sierra, la librería “La Demajagua”, dos Salas de video, y una galería de arte recientemente remodelada.

Existe además una banda municipal de conciertos, la agrupación Puro Mariachi, el grupo de música de La Década Callahacas, el trío representativo Amanecer, 4 grupos musicales profesionales: más de 150 unidades artísticas de aficionados a la música, el teatro y la danza.

Las tradiciones de los lugareños están asociadas a las fiestas para recaudar fondos, con varias décadas de historia, entre estas estaban las “Verbenas de la Caridad”, los carnavales, las retretas, las patronales como las de Santo Tomás de Aquino, celebrada desde 1920, la de Santa Rosa y San Ramón, entre otras, organizadas la gran mayoría, en aquel entonces, por las sociedades “El Liceo” y el “Club Femenino”. Entre las prácticas socioculturales que incluían cabe mencionar la elaboración de platos típicos de la culinaria local como el cerdo asado en púas y las empanadillas de maíz, las peleas de gallo, corridas de cinta, música con órganos, procesiones y cultos religiosos. Algunas de estas han trascendido hasta nuestros días como los festejos carnavalescos, que se efectúan desde el año 1945, las retretas y la diana mambisa.

Cine Duaba

 

Biblioteca Pública Municipal

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse