Un joven que no cree en tabletas ni teléfonos inteligentes

Aunque muchas de las prestaciones de la tecnología digital: teléfonos, tabletas inteligentes y computadores, tienen entre sus aplicaciones aquellas que permiten leer y almacenar textos, Luis Gabriel Suárez Muñoz está convencido de que los libros son y serán los mejores compañeros de la existencia humana.

Acogido a los beneficios del trabajo por cuenta propia Luis Gabriel Suárez se desempeña como comprador-vendedor de libros de uso y raros, además de promotor cultural en el reparto bayamés Camilo Cienfuegos.

Sabe que con esta labor no logrará abundantes bienes materiales, sin embargo, se conforma con la superación constante y la posibilidad de realizar otros proyectos personales.

Para este joven de apenas 25 años, lo más importante es rescatar los libros, todos, en especial esos buscados por la gente para estudiar o entretener, ya que algunos en la isla no tienen la oportuna reedición que merecen.

Luis Gabriel dedica gran parte de su tiempo a la conservación y reparación de textos donados o comprados, algunos los rescata de habitaciones oscuras, en condiciones de abandono increíble. Con enorme paciencia los higieniza, les compone las páginas, la cubierta… ¡Ah! Y por dura que sea la faena de rescate o los gastos en que incurra, siempre los vende a precios módicos.

Para quien creció al amparo de rimas y consonancias, textos de aventuras, tertulias y diálogos entre bardos y ensayistas, no puede escapar de la literatura. Se sienta frente a la cuartilla en blanco con la misma ansiedad de sus progenitores —Lucía Muñoz Maceo y Luis Carlos Suárez— y con absoluta gracia logra llenarla de palabras.

Recientemente egresó del Taller de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso en la capital del país, con excelentes calificaciones y nuevos proyectos para escribir.

Por ahora, comparte su tiempo entre lecturas y largas pláticas con quienes ya son asiduos a la librería Acento, abierta desde bien temprano hasta pasado el mediodía. Orienta, conversa, anima a los menos experimentados en la aventura de leer a hacerlo con mejores obras, recomienda sin imponer.

A su librería llegan angustiados los que por años han buscado un título y Gabriel hace la búsqueda vía telefónica, sin costo alguno, en otros municipios e incluso provincias hasta localizar el texto ansiado.

Acompaña cada libro vendido de un marcador manufacturado, objeto útil, inseparable de la buena lectura, esa que promueve por encima de todo entretenimiento.

Inquieto y profundo, dedica otras horas del día al canto coral y la guitarra, otra de sus pasiones. Y sueña, con tener un inmueble para realizar con mayor facilidad, junto a sus padres, el proyecto Acento. Un proyecto para la promoción de la lectura, enseñar a los niños las herramientas para la creación literaria, compartir buena música cubana y otros aprendizajes como la artesanía. Acento pretende invitar a poetas y narradores al barrio, para dar espacios de diversión a niños, jóvenes y adultos, ahí al alcance de la mano.

Sobre el autor:
Yamey González Escalona Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Comunicadora del Departamento de Comunicación Cultural Ventana Sur
Otros artículos del autor:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse