Sábado de Gloria

La Semana Santa en Cuba es una de las festividades religiosas más esperadas por el pueblo católico, procesiones y Vía Crucis, así como mensajes de amor y salvación a los fieles, son algunas de las expresiones que por esos días se viven. Pero una peculiar festividad surgió y se hizo popular entre los pobladores de un recóndito paraje de la geografía campechuelense en la provincia de Granma. Allí la creencia principal del cristianismo de que Dios envió a su hijo Jesús al mundo para redimir al hombre de sus pecados, se convirtió en el mayor festejo que se conozca hasta el momento en la zona, la celebración del Sábado de Gloria.

La tradicional fiesta tiene lugar cada año en La Gloria, comunidad rural perteneciente al consejo popular de igual nombre, ubicada a 22,5 km de la cabecera municipal de Campechuela.

Al igual que la Semana Santa, la conmemoración del Sábado de Gloria no tiene una fecha fija en el almanaque gregoriano, sino que esta se acoge usualmente al momento que indique el calendario litúrgico: el primer domingo después de la primera luna llena o después del equinoccio de primavera, eventos estos astronómicos que marcan la llegada de la temporada más floreciente de la vida. Este año la celebración cristiana tuvo lugar el sábado 15 de abril.

La llegada de una nueva vida al hogar siempre ha sido motivo de alegría entre los miembros de la familia, la costumbre de ofrecer el primer sacramento de la iglesia al recién nacido, no importa la vía, es una práctica fuertemente arraigada entre los cubanos. Esta, unida al auge que por la época cobraba la música de órgano fue la génesis de la celebración de Sábado de Gloria, que desde el año 1942 se viene desarrollando en esta comunidad.

La construcción de un salón de baile financiado por Juan Fonseca Lastre, constituyó un gran beneficio para la celebración y se convirtió en su sede principal. Allí se unieron lo ceremonial y lo festivo y durante todo un día, las familias se vestían con sus más lujosos atuendos para reunirse en torno al lugar, disfrutando de uno de los más alegres y coloridos jolgorios de los alrededores.

Desde horas tempranas de la mañana era usual ver el ir y venir de los padres, familiares y padrinos de quienes serían ungidos con los aceites sagrados. Durante toda la mañana tenía lugar la ceremonia religiosa y luego del almuerzo la gala continuaba con los bailes de órgano que duraban hasta el atardecer del domingo, día de la resurrección de Jesús.

Carreras a caballos, corridas de cinta, la subida al palo encebado, peleas de gallos, así como machos asados en púa, empanadillas, dulces caseros y casabe con carne de macho asado estaban entre los juegos y platos especiales que se podían disfrutar ese día.

Una especial significación cobra por estos días la celebración del Sábado de Gloria, no solo en la comunidad que por 74 años la ha abrigado como su principal tradición, sino también a lo largo y ancho del costero municipio donde se trabaja con ahínco para revitalizar esta práctica cultural en aras de legitimar las tradiciones y la cultura del pueblo.

Aunque es poco conocido por las más jóvenes generaciones, en la actualidad, algunos símbolos de la Semana Santa están presentes haciendo patente el surgimiento de la costumbre que representa la vida nueva que surge durante la primavera y revive así la entrada de Jesús a Jerusalén, es este, el uso de ramos de palmas las cuales son sustituidas por pencas de coco y se utilizan para adornar, simbolizando la alegría y el júbilo.

Sobre el autor:
Yamey González Escalona Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Comunicadora del Departamento de Comunicación Cultural Ventana Sur
Otros artículos del autor:

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse