Cuando la Institución condiciona la Creación

El estado de creación sólo puede considerarse como tal si se trata de una vivencia que se manifiesta en entera libertad, con un sentimiento de entrega y en un estado de plena concentración. Si estás distraído no estás creando, si estás pensando en obtener algo a cambio de lo que creas, entonces no estás en ese momento trascendente en el que la creación ocurre.

Manuel Muñoz Cedeño

El 14 de diciembre (de 2008) se cumplió el 110 Aniversario del fallecimiento de Manuel Muñoz Cedeño, hecho ocurrido en Bayamo, su ciudad natal, así como en la morada en que había visto la luz 82 años antes. Hoy sus restos deben reposar bajo el hormigón y asfalto que cubre lo que fue el campo Santo de San Juan. Nadie se interesó, durante la republica mediatizada, periodo en el cual fue demolido este depósito de cadáveres y muchos restos óseos fueron trasladados hacia la Necrópolis, por salvar para la posteridad y construirle un panteón a la altura de su dignidad y a los aportes que había efectuado a la cultura cubana. Hoy solo nos queda una tarja en el lugar donde desarrolló su vida, en el espacio que ocupa el Museo Provincial, que nos recuerda que esta ilustre personalidad es hijo de Bayamo.

La literatura es un arte destinada a mejorar el mundo

Es conocido que a la hora de elegir una manera de pasar el tiempo libre, la familia moderna prioriza la televisión y otros recursos audiovisuales, porque es este un modo facilísimo de lograr que todo aparezca de la forma más evidente, sin necesidad de imaginarnos nada, ni de poner a funcionar la imaginación. Por ello, incentivar la lectura es la misión que nos corresponde a quienes laboramos en los Centros de Promoción Literaria, y del Libro; pero también es la de los dirigentes y funcionarios que desde las direcciones de cultura, el gobierno y el partido rigen la política cultural cubana.

La quema de la ciudad de Bayamo

Desde que la ciudad de Bayamo cayó en poder de los revolucionarios cubanos, el 20 de octubre de 1868 se desarrolló una intensa actividad militar en torno de su defensa por los independentistas u ocupación por los españoles. La defensa de la misma quedó demostrada en los continuos rechazos a los intentos españoles de recuperar la plaza, en el asedio a sus fuerzas en las marchas así como en los ataques de los independentistas a distintos centros poblacionales y fortificaciones.

Cementerio Santa Ana

La capacidad de enterrar cadáveres en el cementerio San Juan estaba en correspondencia con la tasa de mortalidad que existía en la ciudad, unas quinientas personas anuales. En épocas de epidemias se elevaba la mortalidad y se creaba un problema de salubridad por la falta de espacio. Su ampliación, en la década del '50, resultaba ya imposible. El crecimiento urbanístico de la ciudad había provocado que sus perímetros se encontraran rodeados de viviendas. Como solución a esta problemática y se construyó el cementerio de Santa Ana en “la Ermita de Santa. Ana, nombrado de los coléricos, por haberse proyectado para sepultar las víctimas que en 1852 causara la epidemia del cólera morbo”.[1]

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest

Autenticarse